8 de enero de 2017

La producción científica se queda atrás en el Ranking Mundial

A pesar de grandes inversiones en las universidades israelíes

La producción relativa de los científicos israelíes se redujo a nivel mundial durante la última década y amenaza con socavar el estatus del país como líder en tecnología, a pesar de las grandes inversiones en las universidades de Israel. Según lo indica un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Política Nacional Samuel Neaman, publicado en días recientes.

On July 26, Ambassador Daniel Shapiro visited and toured the Hadera Desalination Plant, the newest and most modern desalination facility in Israel, and the leading desalination plant in the world. During the visit, the Ambassador learned more about Israel’s strategic decision in 1999 to develop a large scale desalination program which today contributes nearly 50 percent of the potable water used in Israeli households. The head of Israel’s Desalination Program, Abraham Tenne, and the Exceutive VP of Special Projects Hadera plant, Fredi Lokiec, provided the Ambassador with a strategic overview of Israel’s future plans for desalination and led a tour of the plant’s key facilities. At the end of the tour, the Ambassador had the opportunity to sample a glass of high quality drinking water which only 90 minutes earlier had been salty sea water. Ambassador Shapiro commended Israel for its impressive technology and urged Israeli water officials to continue their constructive engagement in the region on desalination training under the auspices of the multilateral MEDRC (Middle East Desalination Research Center) program in which the U.S. plays a leading role.
El instituto encontró que en zonas donde Israel ha tenido altas prioridades, como ser, las matemáticas, la psicología y la ciencia del cerebro, sólo logró una clasificación entre 15 y 20 entre los 37 países del estudio. El desempeño más fuerte de Israel fue en ciencias de la computación, donde ocupó el cuarto lugar. En sectores donde recibió baja prioridad, como ser energía, medio ambiente e ingeniería, Israel desarrolló un perfil pobre.

La disminución relativa debe afectar a cualquier persona interesada en el futuro de la industria de alta tecnología del país dado que colegios y universidades forman la próxima generación de ingenieros y son fuentes valiosas de innovación, advirtió el profesor Zehev Tadmor, presidente del instituto.

“El éxito de la industria israelí de alta tecnología se atribuye generalmente a la gran inversión en seguridad, las unidades de tecnología de las Fuerzas de Defensa de Israel y la naturaleza empresarial de Israel. Pero la contribución central de la academia israelí, sin la cual la industria no podría haber surgido, es menos reconocida”, expresó.

“Un pequeño número de profesores del Instituto Technion y la Universad Hebrea sentó las bases en varias disciplinas académicas -ciencias de la computación, ingeniería eléctrica e ingeniería aeronáutica- que son la base de la industria de alta tecnología, y entrenó a miles de ingenieros y científicos.”

La investigación, que fue conducida por el Dr. Daphne Getz, la Dra. Noa lavid y Ella Barzani, figuró en publicaciones científicas a partir de 2010 a 2014. Evaluó la influencia de los científicos israelíes con escalas métricas como ser el número de publicaciones por millón de población (Israel ocupa el puesto 14) y en número absoluto de documentos (Israel ocupa la posición número 32).

Autor: Francisco R. Villatoro
Twitter: <@emulenews>
Fuente: <http://aurora-israel.co.il/>
Publicar un comentario