28 de agosto de 2016

El acceso abierto sigue siendo un camino duro por recorrer para los investigadores

La editorial académica De Gruyter acaba de realizar una encuesta para conocer la percepción y el uso del acceso abierto (OA) por parte de un grupo de investigadores de diversos países para establecer sus opiniones respecto a los nuevos modelos de publicación. Los resultados muestran cierto progreso en la publicación de trabajos científicos en OA pero a la vez también la renuencia de los investigadores por apostar por este modelo.

En lo referente a la ruta dorada, es decir a la publicación de artículos científicos, los resultados muestran que el OA es valorado pero que es el esfuerzo solo de un grupo pequeño de profesionales motivados. La mayoría de los encuestados cree que el acceso abierto es útil y cumple con los estándares éticos de la investigación aunque no consideran que sea imprescindible debido a que igual los lectores interesados accederán de algún u otro modo a un documento.

Otro aspecto a destacar es que los encuestados consideran que el libro sigue siendo un vehículo importante para la transmisión de conocimiento y enseñanza aunque su publicación básicamente está enmarcada en el modelo tradicional.

Sin embargo, lo interesante es que uno de los principales problemas sobre el OA que muestra la encuesta es que los autores tienen falta de conocimiento y consideran complejo el tema de los derechos de autor. Las tablas muestra que los investigadores continúan apostando por el copyright.



Sólo el 28.6% de los autores han publicado al menos 1 paper en los últimos 3 años mientras que solo un 5% de todos los investigadores depositó un libro o un capítulo del libro en un repositorio. Respecto a las tasas de publicación (Article Processing Charge) el 23.8% de los autores que publicaron en acceso abierto manifestaron haber pagado este importe. La respuesta común frente a las tasas es que es complicado conseguir financiamiento para la publicación.

De otro lado, el sondeo divide a los encuestados en 2 grupos: los provenientes de países donde el ingreso per cápita es igual a menor a US$20000 y el otro conformado por los que superan esa cantidad.

Bajo esta consideración se establecieron los siguientes hallazgos:

1) Los autores de países menos ricos son aún más propensos a aceptar tanto la ventaja promocional como la posibilidad de mayor citación a través del acceso abierto.
2) Los investigadores de países menos ricos sienten que están bajo la presión de sus colegas o supervisores para publicar en acceso abierto.
3) En el mismo grupo, los autores consideran que el acceso abierto permite la elección de un editor de libros y una revista para publicar aunque no existe una correlación directa con la importancia del acceso abierto.

El segundo punto es controversial y debe ser motivo de exploración debido a que se manifiesta una presión para publicar en OA. Lo que he observado por el contrario es que los investigadores de la región buscan publicar en acceso abierto como una vía más rápida y para contar con una mejor vitrina para sus investigaciones.

El estudio puede ser revisado aquí.

Autor: Carlos Quispe Gerónimo
Fuente: <http://carlosqgvader.tumblr.com/>
Publicar un comentario