19 de marzo de 2017

Todos somos responsables de la creación del hábito de lectura en los más jóvenes

La lectura es muy importante en la vida de las personas. Ella ayuda a crear sociedades formadas e informadas. Ahora bien, crear el hábito lector a esas personas debe empezar desde una edad temprana… y el hogar, la escuela y la biblioteca tienen un papel fundamental en hacer que los jóvenes adquieran el gusto lector. Todos somos responsables del futuro de los más pequeños y debemos tratar de adoptar medidas para que ellos, el día de mañana, tenga una sólida preparación personal y profesional.

La familia, los profesores y los bibliotecarios son de suma importancia. Son las personas que les van a dar, guiar y orientar por los libros y la lectura… y las que van a hacer que adquieran ese hábito lector tan necesario y que cuenta con múltiples beneficios. Son de vital importancia tanto los profesores que les enseñan y apoyan en sus distintas etapas lectoras, como la familia que refuerza lo aprendido y crea espacios de lectura en casa, como los bibliotecarios que les sugieren libros y animan a que lean. Todos deben formar una cadena resistente e irrompible por el bien de los jóvenes, por el bien de la sociedad del futuro.

No es de extrañar que leamos noticias como que una niña de cuatro años ya ha leído más de mil libros:
Una niña de cuatro años lee mil libros y se convierte en ‘bibliotecaria por un día’ del Congreso de Estados Unidos
La pequeña de Georgia completó la lectura de mil libros gracias a su lectura diaria de al menos media hora desde que tenía dos años. La madre explica que cuando tenía un año y medio Daliyah Marie Arana ya reconocía muchas palabras porque ella le estuvo leyendo cuentos desde el día en que nació.
O como que una profesora consigue que sus alumnos lean cuarenta libros al año por placer:
La profesora cuyos alumnos leen 40 libros al año (y lo hacen por placer)
Que el hábito de la lectura se genere en la aula y se consolide en casa es una máxima que Nancie Atwell lleva practicando desde hace más de 40 años. Con ella, la profesora y fundadora de Center for Teaching & Learning (CTL), en Maine (EEUU), ha conseguido que sus alumnos de 7º y 8º grado (el equivalente a 1º y 2º de la ESO) lean una media de unos 40 libros al año (cuando la del país ronda los 10). Y que lo hagan por gusto.
Sin duda que dos noticias excelentes, y de actualidad, que hacen pensar en el magnífico trabajo que debe de haber tras ellas. También es cierto que puede que sean las excepciones de la regla (o de la media), pero a quién no le gustaría que nuestro jóvenes tuviesen tanto apego y entusiasmo por la lectura.

Recursos de ayuda y orientación para incitar a la lectura en casa, en la escuela y en la biblioteca

Hace ya un tiempo que compartimos una muy buena ilustración de Lara Romero sobre los momentos en los cuales aprovechar para leer. Hoy queremos aprovechar otra ilustración suya sobre cómo incitar a que los alumnos lean más libros en las aulas.

En ella se mencionan 10 buenas prácticas para crear un aula de devoradores de libros:
  1. Crea tertulias, reflexiones y debates.
  2. Respeta los diferentes ritmos de lectura.
  3. Ilumina bien la clase.
  4. Siembra libros en cada rincón de tu clase.
  5. Permite diferentes géneros literarios.
  6. Comparte tus lecturas.
  7. Busca nuevas lecturas.
  8. Lee en voz alta.
  9. Cuida, ordena y dedica tiempo a los libros.
  10. Renueva los libros.
También es muy interesante el libro “Estrategias de animación a la lectura” de Diego Gutiérrez del Valle, Paciano Merino Merino y José Luis Polanco Alonso. Libro publicado en Grupo Anaya y que está disponible su descarga gratuita en PDF.
Propuestas y reflexiones para trabajar todo tipo de libros en el aula, y conseguir una animación lectora efectiva.
“Debemos definir y delimitar el modelo de lector que pretendemos formar en nuestros alumnos. Y dicho modelo tiene que ser el de un amante de la lectura que entiende esta como el arte de interpretar lo que dice el texto, creando sus propias formas mentales y extrayendo de ellas el fruto del goce intelectual.
Y por último, y no por ello menos importante, a tener en cuenta la excelente infografía elaborada por Elisa Yuste: Ideas fáciles para conseguir que niños y jóvenes lean más este año.
Comienza el año y muchos nos planteamos retos pendientes en relación con aspectos diversos; también con la lectura. Por ello, compartimos algunas ideas fáciles para contribuir a que los niños y jóvenes lean más este año.
Nuestra recomendación es plantearse objetivos factibles, e ir ampliándolos según se vayan alcanzando metas. Por ello, os ofrecemos una serie de ideas fáciles que pueden ayudar a conseguir que los niños y niñas lean más este año.
Sin duda que tenemos que poner todos nuestros medios para hacer crecer a los jóvenes rodeados de libros y de lecturas. Y, lo más importante, hacer que lean por verdadero placer y no por ser una obligación.

Imagen superior cortesía de Shutterstock

Autor: Comunidad Baratz
Twitter: <@grupobaratz>
Fuente: <http://www.comunidadbaratz.com/>
Publicar un comentario