20 de enero de 2016

Hacia una antropología de los lectores

Los hábitos de lectura, como muchos otros, han tenido que cambiar ante la aparición de las tecnologías digitales. Esto, en ocasiones, ha provocado cuestionamientos sobre los índices de lectura.

Néstor García Canclini señala en su ensayo Leer en papel y en pantallas: el giro antropológico la importancia de tener en cuenta que la lectura como actividad se ha transformado. La penetración de la tecnología digital mediante dispositivos móviles, por citar el caso más reciente, nos lleva a un contexto en el que no solo los cambios son más rápidos que antes, sino también en el que convergen con mayor facilidad medios y herramientas.

García Canclini hace especial referencia a los estudios de índices de lectura llevados a cabo en los últimos años, especialmente el caso de México, (en 2006 y 2012), en los que se ha notado una resistencia a lo digital, centrando la lectura en un único medio de expresión: los libros.

Para entender mejor la lectura en los tiempos digitales hay que prestar atención no solo a cuánto se lee, sino también a cómo se lee y cuándo se lee. Pero García Canclini va un poco más allá al preguntarse qué es un lector. Definitivamente esta es una pregunta clave.

Entran entonces en juego las horas que dedican adultos y jóvenes a leer y escribir correos electrónicos y en las redes sociales y ya no solamente el número de libros, es decir, un enfoque sobre el para qué se lee. Además, hay que tomar en cuenta que la divergencia digital ha dado origen a una multiplicidad de formatos que incluyen lo audiovisual y que en muchas ocasiones se potencian.

Podemos encontrar una gran cantidad de puntos bastante interesantes sobre la lectura y los lectores en este y los demás ensayos que componen Hacia una antropología de los lectores, publicado por Fundación Telefónica y la Universidad Autónoma Metropolitana de México (UAM). También participan en esta publicación Verónica Gerber Bicecci, Andrés López Ojeda, eduardo Nivón Bolán, Carmen Pérez Camacho, Carla Pinochet Cobos y Rosalía Winocur Iparraguirre.


Fuente: <http://www.anatomiadelaedicion.com/>

Publicar un comentario