3 de junio de 2017

Ver para creer, los niños siguen prefiriendo leer libros en papel, dejando de lado los eBooks

Hace un años cuando los eReaders y los eBooks comenzaron a hacer acto de aparición en el mercado, todos o casi todos dimos por seguro que conseguirían desplazar a los libros en forma papel en poco tiempo. En un principio el número de usuarios que se adentraron en el mundo de la lectura digital fue elevado, pero con el paso del tiempo esta cifra se ha estancado de forma preocupante, despertando el nerviosismo tanto en los fabricantes de libros electrónicos como en las editoriales que se han volcado en la publicación de libros en formato digital.

Llama la atención que los usuarios con mayor edad sean los que prefieren en mayor medida leer en formato digital, siendo los niños y los adolescentes, más cercanos a la tecnología y a todo lo digital, los que más siguen eligiendo los libros en formato papel, o al menos eso dicen varios estudios de los que vamos a hablar a lo largo de este artículo en el que se pondrá de manifiesto el difícil momento que atraviesa el mundo de la lectura digital.

Las mujeres y hombres de más de 37 años prefieren los libros digitales

Un reciente estudio de Energy Sistem confirmó algo que todos sospechábamos y que no es otra cosa que los hombres y mujeres, con una edad superior a los 37 años prefieren los libros digitales en detrimento de los libros en el tradicional formato papel.

Estos lectores valoran principalmente que el eReader es más ligero que cualquier libro en papel, sin destacar en ningún momento las opciones y características que nos ofrece un libro en formato digital y olvidándose también de lo fácil y sencillo que resulta poder comprar un libro en este formato en alguna de las muchas librerías digitales que están disponibles en el mercado. Según el estudio, para las personas en este rango de edades, prima la comodidad del tamaño y peso que ocupan los libros en papel, frente a otras muchas cosas beneficiosas que nos ofrecen los libros electrónicos.

El rango de edades llega hasta límites insospechados y es que cada vez es más normal ver a personas de avanzada edad usando un libro electrónico, debido en este caso a las facilidades que ofrecen por ejemplo a la hora de cambiar el tamaño o el tipo de fuente, algo que no es posible hacer en un libro en formato papel.

Los adolescentes prefieren comprar y leer libros en papel

Otro estudio de Nielsen nos muestra que la mayoría de adolescentes sigue prefiriendo comprar y leer libros en papel. Una de las razones principales, como a buen seguro te estas imaginando, es que no tienen acceso a una tarjeta de crédito con la que comprar un libro digital es mucho más complicado, teniendo que recurrir en la mayoría de ocasiones a un adulto que le ayude a comprarlo. Con esto tendrán también que escuchar las recomendaciones del adulto en cuanto a lo que tienen que leer o no, algo que no suele gustar ni a un adolescente ni casi nadie.

Además y por completar el álbum de estudios, en este también se pone de manifiesto que los libros en formato papel tiene un vínculo especial para los adolescentes. A muchos les gusta ver las anotaciones que se hacen en las páginas, las marcas en los lomos o la posibilidad de poder tocarlo y llevarlo a cualquier sitio o lugar.

Los eBooks son sin duda de lo más interesante, pero en casi ninguna librería física se venden este tipo de libros, algo que repercute en gran manera a la posibilidad de que los adolescentes puedan acceder a ellos.

Y los niños siguen enamorados de los libros en papel

Una de las teorías más extendidas es que la mayoría de niños y adolescentes prefieren los libros  en formato digital, por su enorme experiencia y gran dependencia de los dispositivos móviles, de las tablets o de los ordenadores. Sin embargo esto está muy lejos de ser una realidad y es que los niños siguen enamorados de los libros en papel.

Tal y como recoge Quartz, la mayoría de niños de entre los 8 y los 11 años tienen acceso a dispositivos de lectura electrónica, aunque tienden a usarlos más bien poco, prefiriendo los tradicionales libros en papel sin ofrecer ninguna explicación que nos permita entender este comportamiento.

Dejando el estudio de lado tal vez una de las razones de que los más pequeños de la casa sigan prefiriendo los libros en papel sea debido a que hacen lo que ven en casa. Si los padres de esos pequeños no utilizan un eReader para leer, será complicado que los niños comiencen a usarlos por propia iniciativa propia. Si cada día ven como se disfruta de la lectura de libros en formato papel, lo más sencillo será que lean en ese soporte.

Opinando libremente; algo no funciona en el mundo de la lectura digital

Hace no demasiado tiempo todos pensábamos sin ningún lugar a la duda que los libros digitales y los eReader terminarían por  desterrar a los libros en papel al mayor de los olvidos. Sin embargo esto está muy lejos de suceder y ya no hay dudas de que algo no funciona en el mundo de lectura digital. Y es que no es que los eBooks hayan desplazado a los libros en formato papel, es que ni siquiera se han acercado para hacerles algo de sombra.

En algunos países la cuota de mercado de los eReaders y de los eBooks se acerca al 20%, pero en la mayoría no pasa de ser unos pocos puntos que pasan totalmente desapercibidos. Como ya hemos dicho en más de una ocasión algo tiene que cambiar en el mercado de la literatura para que lo digital comience a asentarse y a adentrarse en las casas de los lectores.

¿Te parece lógico y normal que los niños sigan prefiriendo los libros en el tradicional formato papel?. Cuéntanoslo en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada, en nuestro foro o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Autor: Villamandos
Twitter: <@arbitrando>
Fuente: <https://www.todoereaders.com/>
Publicar un comentario