14 de noviembre de 2016

La producción científica de los campus, ¿excelente o del montón?

  • Un informe de la Fundación CYD revela la distancia entre la importancia de las publicaciones de las universidades públicas y las privadas
  • A más volumen, menos calidad por lo general
  • Sólo la de Castellón destaca en un indicador respecto a las españolas
Dentro de los múltiples análisis que pueden hacerse de las universidades, hay uno fundamental que gira en torno a la producción científica de los campus. El impacto de la investigación universitaria es un concepto clave en cualquier ranking, pero también, en el caso de España, es uno de los parámetros más importantes que diferencia a la universidad pública de la privada (por lo general, muy por debajo en este aspecto). ¿Y qué hay de las universidades valencianas? ¿Puede medirse en términos de excelencia su producción científica? ¿O es acaso del montón dentro del sistema universitario español?

El último informe hecho público por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) analiza precisamente los resultados de la producción científica universitaria desde diferentes puntos de vista. Aunque referido al año 2015, el informe se centra para esta cuestión en el periodo 2010-2014, tomando como referencia las instituciones que superaron los 100 documentos publicados en 2013. En esos años, sólo una de las universidades valencianas (incluyendo la Católica de Valencia y la Cardenal Herrera CEU) logra destacar entre todas las españolas en uno de los indicadores.

Se trata de la Jaume I de Castellón, con el tercer porcentaje más alto de trabajos de excelencia con liderazgo (9,89%, frente al 10,15% de la Universitat Rovira i Virgili). Este indicador representa «la producción científica liderada de un dominio que se encuentra entre el 10% de los que más citas hayan recibido en su categoría temática en Scopus», la base de datos de referencia. En resumen, por tanto, es «el conocimiento más usado en el desarrollo de nuevo conocimiento».

Además de que los dos campus privados valencianos apenas superan el 1% en este caso, la otra universidad con el porcentaje más discreto es la Universitat de València, con un 5,59%. Pero también es cierto que es la que mayor cantidad de output presenta: 15.549 (lejos del campus castellonense, con 3.608, y en otro plano la Católica, con 407, y el CEU, con 563). El output sintetiza el volumen de producción científica, esto es, el número de documentos publicados entre 2007 y 2011 para «todas las tipologías documentales».

Investigadores y profesores,
en una apertura de curso. B. P.
La Universitat de València destaca también en citación normalizada, con un 1,47. Hay que tener en cuenta que 1 equivale a un impacto normalizado en la media mundial, es decir, los trabajos se han publicado en revistas científicas que se encuentran en la media de impacto de su categoría. Así, no sólo importa el número de citas, sino que estas se hagan en publicaciones relevantes y de prestigio.

Todas las universidades públicas valencianas están por encima de 1, a diferencia de nuevo de las privadas (0,72 para el CEU y 0,82 para la Católica de Valencia).

Donde no salen tan mal parados los dos campus privados es en el indicador sobre el porcentaje de la producción científica de la institución publicada en revistas pertenecientes al primer cuartil de la categoría temática, y que el informe denomina output en Q1. No es que aquí superen a alguna universidad pública, pero el 46,14% del CEU se aproxima bastante al 47,43% de la Universitat Politècnica de València, la pública peor situada en este caso, o al 48,52% de la Universitat d'Alacant.

La conclusión general del informe de la Fundación CYD apunta a que «no es habitual que las instituciones más productivas, además, consigan destacar en indicadores de calidad». Son universidades madrileñas como la Autónoma o la Complutense las que más repiten en posiciones destacadas para diferentes indicadores. En cambio, por volumen de producción hay que señalar a la Universitat de Barcelona o la

Autor: Noa de La Torre
Twitter: <@ndelatower>
Fuente: <http://www.elmundo.es/>
Publicar un comentario