1 de septiembre de 2016

Uruguay avanzó en ranking mundial de innovación y es cuarto en la región

Dimensiones. Se consideran siete para
elaborar este índice de innovación.
Foto: Shutterstock.
Ascendió al puesto 62 de 128 países, aunque tiene deficiencias en la sofisticación del mercado, según un informe de reputados centros de investigación

Uruguay es el cuarto país más innovador de América Latina y el Caribe, según el Índice Mundial de Innovación publicado esta semana por dos reputados centros de investigación en colaboración con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

El ranking es liderado por Suiza, Suecia, Reino Unido, Holanda y EE.UU. Uruguay se ubicó en el puesto 62 en un total de 128 países. Se trata de un avance con respecto al año pasado, cuando el país ocupaba el 68° escalón de 141. No obstante, esa mejora en términos relativos no se observó en valores absolutos del índice, que empeoró entre un año y otro de 35,8 a 34,3.

El país obtuvo buenas puntuaciones este año en tres dimensiones analizadas: instituciones (puesto 47 a nivel mundial); infraestructura, en especial en telecomunicaciones y energía (37); producción creativa (56).

En contrapartida, tuvo un desempeño más débil al considerarse la sofisticación del mercado (puesto 104) en especial por la baja penetración de las microfinanzas, la sofisticación del negocio (95), su capital humano e investigación (78) y su producción de conocimiento y tecnología (80).

De América Latina y el Caribe, Chile es el primer país que aparece, en el puesto 44, gracias a sus buenos resultados en indicadores sobre instituciones, infraestructuras y desarrollo de empresas.

En el puesto siguiente, 45, se encuentra Costa Rica, que destaca en los indicadores relativos a sofisticación en los negocios y producción creativa, tanto de bienes como de servicios, y en Internet.

El siguiente país latinoamericano que figura es México (61), apenas por encima de Uruguay y Colombia (63). Brasil se sitúa en el escalón 69 y exhibe como puntos fuertes la educación e investigación y desarrollo, la calidad de sus publicaciones científicas y una producción de alto nivel tecnológico. Entre las deficiencias destacan su entorno empresarial y la calidad de su educación superior.
«América Latina es una región con un importante potencial de innovación pero que no se aprovecha», dice el informe. De hecho, las clasificaciones de las economías de la región en el índice «no han mejorado de manera significativa en los últimos años en comparación con las de otras regiones».
Una de las soluciones podría ser intensificar la cooperación regional en investigación y desarrollo, opinan los autores.

En la novena edición del Índice Mundial de Innovación, China se ha convertido en el primer país de ingreso medio en entrar en el grupo de 25 países que lo encabezan.

Además de los siete indicadores que considera este informe para elaborar el índice, se valora también a los países según su «calidad de la innovación», tomando en cuenta el nivel de las universidades, el número de publicaciones científicas y de solicitudes internacionales de patentes.

Según esos elementos, Japón, EE.UU., Reino Unido y Alemania ocupan los primeros lugares, mientras que China escala a la posición 17, lo que convierte a ese país en líder entre las economías de mediano ingreso, seguido de India. (Con información de EFE)

Fuente: <http://www.elpais.com.uy/>
Publicar un comentario