19 de agosto de 2016

Los peligros de los réferis científicos

Cualquier trabajo en ciencia debe pasar por réferis anónimos que aprueban o no la publicación. Esto se conoce como “revisión por pares”. Al respecto, en un reciente artículo de la prestigiosa revista científica, Nature (Vol. 535, No. 7610, 2016), el nefrólogo e investigador en fisiología de altura y expresidente de la Asociación Mundial de Editores Médicos, Drummond Rennie, presenta un interesante análisis. Rennie tiene gran trayectoria en los comités editoriales de importantes revistas de ciencia (Jama, New England Journal of Medicine), y de alguna manera está ligado a la organización Cochrane, cuya meta es evaluar y mejorar la revisión por pares y publicaciones biomédicas. (En los últimos 30 años, Cochrane se ha dedicado a mejorar y normalizar los datos de ensayos clínicos, para que estos sean seguros y útiles a la sociedad).

El análisis de Rennie parte de que en la revisión por pares “todos los implicados traen prejuicios, malentendidos y lagunas en el conocimiento, por lo que nadie debería sorprenderse de que la revisión por pares sea a menudo sesgada e ineficaz. Es corrupta en ocasiones, a veces una farsa, una tentación abierta a los plagiadores. Incluso con la mejor de las intenciones, el cómo la revisión por pares identifica la ciencia de alta calidad no es conocido. Es, en definitiva, no científica”.

Rennie resalta casos emblemáticos de plagios por parte de quienes hacen de revisores. Argumenta que la supuesta rigurosidad en las revisiones es exigua cuando se trata de artículos que provienen de científicos amigos o de trabajos de quienes están vinculados directamente a las revistas que los publican.

Para evitar tales prácticas y para cuidar el beneficio social de la ciencia, se deberá buscar un sistema de evaluación de la producción científica más eficaz y equitativo. Una de las propuestas se dirige a la revisión llamada “a doble chequeo”, donde evaluador y evaluado se conocen entre sí. Otras alternativas van hacia presentar estudios ya inscritos en derechos de autor y que se realicen auditorías. En todo caso, para superar el plagio y garantizar la equidad en las revisiones, se exigiría la firma clara y legal de los réferis, así como la corresponsabilidad de la revista científica que publicará el artículo, en caso de algún procedimiento perjudicial.

Hay muchas cuestiones complicadas en la revisión de la ciencia, hay intereses, finanzas, poder, hegemonía, dominio. Sin embargo, encontrar el mejor camino para el beneficio social del conocimiento, parece, por ahora, que quedará en manos de revisores “anónimos”, y un temor en quienes nos sometemos a este sistema.

Autor: César Paz-y-Miño
Twitter: <@CesarPazyMino>
Fuente: <http://www.eltelegrafo.com.ec/>
Publicar un comentario