23 de septiembre de 2015

La colaboración entre investigadores difiere entre artículos y proyectos

La colaboración entre investigadores es más homogénea y abierta en los artículos científicos y más conservadora y jerárquica en los proyectos, según el análisis de los datos obtenidos por Kampal Data Solutions, desarrollada para conocer la producción científica de la Universidad de Zaragoza.

La revista "Scientometrics" ha publicado en el artículo "Analysis of academic productivity based on Complex Networks" el análisis los datos obtenidos por la herramienta Kampal, un proyecto nacido de una empresa derivada de la Universidad de Zaragoza.

La forma de colaborar entre los investigadores de la Universidad de Zaragoza difiere cuando participan en proyectos de I+D+i de cuando lo hacen en artículos científicos, según informa la UZ en una nota de prensa.

Kampal ha sido desarrollada para analizar la productividad de la comunidad investigadora de la institución: la producción científica (publicaciones) y la financiación obtenida (proyectos).

Este sistema de análisis visual, basado en técnicas de redes complejas, permite a los autores extraer conclusiones importantes sobre la estructura de instituciones como son los institutos de investigación o universidades.

Con ella se pueden identificar a las comunidades de trabajo y su rol en el sistema global, mostrando las estructuras informales que se generan y el papel que juegan tanto dentro de la productividad global como para cohesionar la red de investigación.

Pero también estas propiedades pueden ser cuantificadas numéricamente en las diferentes redes.

Todo ello gracias a que se parte de datos precisos de bases de datos de publicaciones y proyectos, pudiéndose construir redes de forma detallada, con alto grado de precisión.

Uno de los resultados más llamativos es la diferencia en la forma de interacción. Así, la red de colaboración de proyectos revela estructuras jerárquicas en los nodos y muestra que la colaboración entre los científicos más relevantes rara vez ocurre.

Y es que en los proyectos, los investigadores relevantes no suelen colaborar con investigadores similares: los integrantes de sus proyectos son personas que apenas firman proyectos.

Sin embargo, la producción de artículos genera estructuras más planas y las interacciones no distinguen entre las categorías de los investigadores.

Esto es debido a que los artículos se firman en general sin marcar diferencias, todos los miembros participantes tienen una importancia similar y los investigadores más relevantes colaboran con personas también importantes.

En el estudio llevado a cabo sobre la Universidad de Zaragoza, el número de nodos (personas) es mayor en la red de proyectos que en la red de publicaciones (9.425 frente a 4.180) debido al gran número de personas incluidas en los proyectos pero que no firman publicaciones científicas (por ejemplo, personal técnico o estudiantes en formación).

Fuente: <http://www.elperiodicodearagon.com/> 
Publicar un comentario