31 de julio de 2015

Cómo los metadatos incrementan las ventas

Aunque es un tema que es –o debería de ser- de atención y conocimiento permanente, a la vista de su importancia, y de que aún quedan muchos pasos que dar, merece la pena hacer un breve post recordatorio sobre la importancia de los metadatos y de cómo ayudan a incrementar las ventas.

Esta vez gracias a un extenso y detallado artículo de John W. Warren bajo el título ‘Zen and the Art of Metadata Maintenance’ y que urgimos a los editores e interesados a leer detenidamente.

En este artículo, tras hacer un breve repaso por la historia y evolución de los metadatos, se pasa a definir su esencia: ser la sangre vital de la publicación en la era digital y la clave para el descubrimiento online de los libros.

El aumento de datos y redes y su capacidad de interconexión hacen que los metadatos sean un ente vivo, orgánico, que necesita de una revisión y actualización constante para su correcta implementación y funcionalidad última.

Como sabemos, más allá de los metadatos descriptivos, con la información básica de un libro, están los metadatos relacionados que acompañan al marketing relacional, y que incluye notas de prensa, biografías, citas, comentarios, capítulos de muestra, etc. A esto hay que sumarle además todo tipo de información extra y externa, como la que se pueden encontrar en redes sociales o herramientas como Goodreads y similares.

Por si fuera poco, además de la correcta indexación en ONIX y sus diferentes evoluciones, también hay que sumarle cuestiones como el SEO y palabras clave relevantes que se suelen pasar por alto.

La correcta gestión de los metadatos relacionales –por así llamarlos- permite a los editores evaluar las tendencias de ventas y oportunidades emergentes que pueden mejorar la toma de decisiones.

Señala el artículo como un estudio de Nielsen en 2012 confirmaba que los libros con datos básicos y completos vendían el doble de copias que aquellos con metadatos incompletos.

Los metadatos ayudan a resolver consultas, a dar las respuestas, y distinguir entre fuentes legítimas y engañosas de información en un mundo en el que el volumen de información y la complejidad de las búsquedas están aumentando a paso de gigante.

En definitiva, los editores deberían hacer el esfuerzo de tener más en cuenta los metadatos, que son la esencia del comercio electrónico y la visibilidad en la economía digital.

Fuente: <http://www.comunicacion-cultural.com/>
Publicar un comentario